Warhammer: Call of the Beastmen – Mejor Juego Julio 2016 – PC

En este Julio 2016 hemos tenido un dilema respecto al juego del mes, puesto a que realmente no se ha lanzado ninguna “joya”. Es por ello que en este artículo he elegido a la expasión de Total War: Warhammer, más precisamente Call of the Beastmen traducido como La Llamada de los Hombres Bestia, que fue lo mejor del mes. Esta expansión incluye un nuevo bando, el de las bestias, pero por supuesto no cambia la temática del juego. Por ello, más de algunos pocos detalles, no resulta innovador en ese sentido y hay poco para analizar. Es por eso que para aquellos que no conocen sobre Total War: Warhammer, a continuación realizamos un resumen del análisis del juego principal y no de su expansión.

Total War considerada por la mayoría como la mejor saga de juegos de estrategia en tiempo real para PC, esta vez toma un rotundo cambio en su tradicional temática: de lo histórico y real, a la magia de la ciencia ficción. Warhammer trae aires nuevos, una gran apuesta en esta guerra total.

Total War: Warhammer conserva el tipo de juego al cual la saga nos tiene acostumbrado, salvo por la temática claro está. Creative Assembly ha decidido arriesgar todo con esta innovación, y por lo que hemos visto, les ha salido bastante bien. Es así que Warhammer presenta un escenario fantástico, donde aparecen enanos, goblins, orcos y vampiros, además de los humanos claro está. Cada bando con sus características propias y diferenciadas del resto, con fortalezas y debilidades respecto de una con la otra. Esto se puede notar también en el árbol tecnológico de cada bando, el cual tiene diferentes especializaciones en cada uno de ellos.

En Warhammer los mapas han cambiado y para mejor. Tanto el tablero de batalla, que ahora nos muestra más opciones que antes, como los escenarios de batalla, que están ambientados de forma extraordinaria. Aún así, los valores por defecto de Total War se conservan de manera intocable, como por ejemplo, todo lo referido a la diplomacia, fortalezas, asentamientos, etc. Tal vez lo que sí se extraña mucho y se critica por otro lado es que no hay batallas marítimas… realmente es un error que ha cometido Creative Assembly. Lo que sí es posible, es trasladar tropas. Por suerte es sólo eso, ya que por ejemplo los clásicos agentes siguen en pie pero de una forma “diferente”, dado que ahora son héroes.

Una innovación más en Total War Warhammer es el tema de los Héroes o Señores. Cada uno de ellos posee un árbol de habilidades, fraccionado en tres para los héroes y dos para los segundos. Cada vez que suban de nivel se podrá ir personalizando las habilidades. Pero lo interesante no queda allí: también se puede personalizar las armas y monturas que emplean en combate cada uno de ellos, cada una con ventajas y desventajas propias que hacen que la estrategia también se ponga en mente. Cabe aclarar que en las distintas batallas se obtienen objetos que son utilizados por los mismos. Además de lo mencionado, Warhammer da la posibilidad de elegir qué tipo de personaje encabeza nuestra facción, el cual puede ser un líder de facción o un poderoso guerrero / hechicero.

Y faltó hablar de algo muy importante: el combate. Sinceramente Total War: Warhammer ha sabido llevar el mismo a un nivel que satisface a cualquier fanático de la saga, y me incluyo. La jugabilidad en los escenarios de batalla se ha mejorado, desde mi punto de vista, combinando de manera excelente la estrategia con la acción de la batalla. Por supuesto que los valores heredados de la saga en sí no se han tocado. Por ejemplo, la moral de las tropas sigue siendo esencial. Y con respecto a la inteligencia artificial, sinceramente ha mejorado y realmente no tengo críticas respecto a ello.

En conclusión, tenemos aquí una saga de las de peso pesado que nos presenta una entrega con una temática totalmente diferente a las anteriores, pero que conserva los aspectos fundamentales de la misma. Warhammer es un juego con gráficos y efectos de sonido increíbles, una jugabilidad excelente y extremadamente entretenido. Como siempre, un juego de estrategia supremo, con picos de acción en las batallas. Muchas y muchas horas de juego, con diferentes campañas, que si bien usan el mismo tablero, tiene cada una sus innovaciones. La verdad, si has jugado algún Total War anteriormente, debes probar este mundo fantástico que presenta ahora, y si nunca jugaste esta saga, conocerás un juego diferente al resto, pero que tiene la esencia de su saga. Personalmente, recomiendo mucho este juego y por supuesto es uno de los mejores juegos de este 2016.

Recomienda este artículo a tus amigos:
error:
¡Ayúdanos a mejorar con un me gusta!