¿Cómo elegir una buena Placa Madre? Tutorial

En este artículo explicaremos cómo elegir una buena placa madre dado que es fundamental a la hora de armar tu PC gamer. En el ejemplo tomaremos como referencia a una motherboard bastante actual y que sirve perfectamente para cualquier computadora gaming, estamos hablando de la ASUS PRIME B250-PRO.

Antes de empezar el análisis responderemos dos preguntas básicas para aquellos que no tengan muy en claro qué es una placa base y para qué sirve. Así que empecemos.

 

¿Qué es una Placa Madre?

La placa madre, también llamada tarjeta o placa base (o motherboard en inglés), es un componente fundamental de cualquier computadora y recibe el nombre de “madre” porque es el corazón de la máquina. Es decir, desde este componente de hardware “se bombea” datos, señales, electricidad, etc. a todo el resto de las otras partes de la PC.

 

¿Para qué sirve la Placa Base?

Como se mencionó, la motherboard es la encargada de gestionar todos los datos hacia los distintos componentes del hardware de la computadora y toda la electricidad recibida de la fuente de poder, entregándola a cada parte de la máquina. De la placa madre depende absolutamente todo y por ello es que todas las partes se conectan a ella e inclusive todas las conexiones externas también lo hacen, por ejemplo, los conectores USB, audio, video (salvo que tengas una placa de video), etc. así como también los botones de encendido o reinicio de la PC.

 
Ahora que ya tienes una idea de qué es y para qué sirve la placa madre, comencemos a analizar sus principales partes.

 

Placa Madre y Tipo de Procesador

Cuando vamos a comprar una tarjeta madre, tenemos que preguntarnos primero algunas cosas como ser:

1) ¿Qué marca de procesador usaremos? Según sea Intel o AMD, deberemos seleccionar los modelos de placa base aptos para cada marca. Es decir, si elegimos usar AMD nuestra motherboard sólo aceptará procesadores de esta marca y no de Intel, por lo que no podríamos jamás usar por ejemplo, un Intel Core i5. Esto básicamente es así porque internamente son diferentes las arquitecturas de cada serie de procesadores.

2) ¿Qué tipo o modelo de procesador usaremos? Luego de elegir la marca, tenemos que decidir cuál procesador usaremos. De aquí es que se genera el problema de que una placa madre está habilitada para aceptar un grupo de procesadores. La placa base acepta entonces los procesadores de un tipo de socket el cual está destinado a una serie de microprocesadores. Por ejemplo, si yo quiero colocar un procesador de Intel Core i5 de séptima generación, corresponderá elegir una placa madre que soporte el socket 1151, que es el que agrupa a los procesadores Intel Core i3/i5/i7 de sexta y séptima generación, entre otros.

La motherboard ASUS PRIME B250-PRO nos dice en las especificaciones de CPU que:

Esto significa que trabaja con la marca Intel® y con el “Socket 1151” (ranura donde va el procesador) de la sexta y séptima generación de los procesadores Intel Core i3, i5 e i7, y los Intel Pentium e Intel Celeron.



Tipo y Frecuencia de Memoria RAM en una Placa Madre

Cada placa base acepta un tipo de memoria y una frecuencia máxima a trabajar. También tiene una capacidad máxima de ranuras disponibles y una capacidad máxima de memoria a colocar.

Entre los tipos de memorias RAM tenemos: DDR, DDR2, DDR3 y DDR4. Por supuesto que en este 2017 y en 2018 al menos, tenemos que pensar en usar DDR4. Por otro lado tenemos la frecuencia, que varía según el modelo de memoria RAM (producto en sí). En cuanto a la capacidad máxima de memoria RAM que podemos colocar, la misma es aproximadamente 32 GB o más, lo cual no se usa, ni en una PC gamer.

En una placa base se pueden poner tantas memorias RAM como ranuras DIMM tenga disponibles la tarjeta, siempre respetando el tipo de memoria RAM aceptado por supuesto. Pero, si por ejemplo colocamos dos memorias RAM (hablando físicamente) en dos ranuras y con distintas frecuencias, tenemos un problema. Muchos se preguntan, ¿se puede colocar en una placa madre dos memorias RAM con distinta frecuencia?. La respuesta es sí, pero en este caso tendremos la desventaja que nuestra motherboard hará que “ambas” memorias RAM trabajen con la menor frecuencia entre ambas. Así que si tenemos una memoria RAM que trabaja a 2133 MHz y otra a 2400 MHz, entonces la tarjeta base hará que ambas memorias trabajen con la misma frecuencia, la cual será la más baja entre las dos, es decir 2133 MHz.

Por otro lado tenemos una segunda restricción con respecto a la frecuencia. ¿Qué pasa si quiero colocar una memoria RAM de mayor frecuencia que la que soporta mi placa madre? En este caso, la compatibilidad no se verá afectada pero sí la frecuencia ya que sucederá algo parecido al anterior caso: la frecuencia máxima a la que podría trabajar la memoria RAM será la máxima soportada por la placa base. Es decir que, si por ejemplo colocamos una DDR4 de 3000 MHz y nuestra tarjeta madre acepta hasta 2400 MHz, entonces dicha memoria trabajará a máximo 2400 MHz, no más que eso. Por ello simplemente a la hora de comprar una placa madre, conviene comprar en conjunto una memoria RAM que tenga la misma frecuencia.

Hay que tener en cuenta también que el procesador también limita la frecuencia de las memorias RAM.

En el caso de la motherboard ASUS PRIME B250-PRO, en la sección de memoria nos dice que:

Esto significa que trabaja con memorias DDR4 a una frecuencia de 2400/2133 MHz, que tiene 4 ranuras físicas para poner 4 memorias RAM y que el máximo que soporta es 64 GB. Trabajará a 2400 MHz en el caso que se coloque un procesador Intel de la séptima generación, o bien a 2133 MHz si se coloca uno de la sexta.

El máximo de memoria RAM a colocar es de 4 memorias DDR4 de 16 GB cada una (4 x 16 = 64), lo cual es irreal y tonto, porque el máximo de memoria utilizado hoy en día por los juegos más pesados y en máximos gráficos es de menos de 16 GB.

 

Placa Base con Gráfica Integrada

Algunas placas madre traen incorporadas “tarjetas de video” o aceleradores de video, las cuales se denominan “gráfica integrada”. Estas tarjetas de video incorporadas, roban parte de la memoria RAM de la máquina, pero a cambio aportan memoria de video. No son recomendables para los juegos, en especial aquellos medios pesados, ya que no correrán. Sin embargo, si tomas juegos más viejos puedes encontrar muchos que podrás correr, siempre y cuando vengan adaptados para este tipo de gráficas. Así mismo debes jugarlos con gráficos mínimos.

También hay que tener en cuenta la salida de video. Actualmente se usa HDMI para una resolución HD o full HD.

Por ejemplo, en la parte gráfica la placa madre ASUS PRIME B250-PRO nos dice:

Esto quiere decir, que si nosotros tenemos por ejemplo 16 GB de memoria RAM, la placa base puede tomar hasta 1024 megas de esa memoria, es decir, 1 GB. Esta memoria es dedicada a la tarjeta de video integrada. En ese momento en que se comparte memoria, la máquina pasa a tener menos memoria RAM disponible, hasta que se deje de usar esa parte para el video. Por supuesto que en este caso 1 GB es poco, pero por lo general las placas madres traen más memoria de video compartida. En este caso, como es una tarjeta madre pensada para una PC gamer gama baja o media, es sabido que el que la compre también comprará una tarjeta gráfica, por ello, la gente de ASUS ni se preocupó por aumentar esa capacidad máxima.

 

Tipo de Placa de Video en una Placa Madre

Siempre se puede agregar una tarjeta gráfica independiente, para no usar la tarjeta de video integrada. Digamos que una PC gamer sí o sí debe tener una tarjeta gráfica propia. La placa de video es muy superior que una gráfica integrada porque es independiente de la placa madre y tiene una arquitectura propia, la cual cuenta con un GPU que es un procesador gráfico y otros componentes totalmente destinados al manejo de gráficos. Sólo hay que fijarse si puedes colocarla en tu placa base.

Por ejemplo, en la parte de gráficos y slots disponibles de la motherboard ASUS PRIME B250-PRO nos dice:

En este caso tenemos espacio para dos placas de video, ya que tenemos dos PCI x16. Además la misma placa base indica que puede trabajar con la tecnología CrossFire de AMD.

Siempre debes fijarte de tener al menos un PCI Express (PCIe) x16. En cuanto a la versión del mismo, es decir, si es por ejemplo 2.0, 3.0, etc., debes fijarte qué utiliza la tarjeta gráfica que quieres colocar. Acá no hay problema de compatibilidad mientras sea x16 ambos componentes, pero tendrás una disminución de rendimiento (muy poca) si usas en la tarjeta base una versión inferior de PCIe que en la placa de video. Por ejemplo, si tu tarjeta gráfica usa un PCIe x16 3.0 y tu tarjeta base posee un PCIe x16 2.0, entonces tendrás una pequeña pérdida de rendimiento. Por el contrario, si es al revés, tu tarjeta gráfica no sufrirá pérdida de rendimiento.

 

Disco duro y Conexiones de la Placa Madre

Es importante saber qué tipo de conexiones tiene disponible la motherboard, siendo la más importante a la hora de fijarse la del disco rígido o SSD.

En este caso, la tarjeta base ASUS PRIME B250-PRO presenta estas conexiones:

Esto quiere decir que podemos conectar 6 discos duros con conexión SATA.

Otras características a mirar, tomando de ejemplo esta ASUS son:

– Red: Realtek® RTL8111H 1 x Controladora de red Gigabit (para conexiones en red).
– Audio: Realtek® ALC887 8 canales CODEC de audio de alta definición (las placas madres en la actualidad traen todas tarjetas de audio).
– USB: varios 3.1.

El resto de las cosas son más básicas y no tienen sentido analizarlas. Lo más importante ya fue descrito pero, lo que sí vale la pena mirar, son otras características interesantes que puede ofrecer una placa base, como por ejemplo, ante situaciones de un pico te tensión o en el ahorro de energía.

Como consejo final, siempre compra placas madres de las marcas ASUS, ASRock, Gigabyte o MSI, como tratamos en nuestro artículo sobre las mejores marcas de motherboards.

Si estás pensando en armar una PC gamer, te recomiendo que antes de comprar cualquier componente de hardware leas nuestro artículo sobre cómo armar una PC gaming.

Si estás pensando armar una computadora gamer extrema, te recomiendo que leas nuestro artículos sobre las mejores placas madre del mercado.

error: