¿Cómo armar una PC Gamer? Tutorial

gabineteGamer1

Para armar una PC gamer hay que primero saber de antemano dos puntos principales:
1) Primero, con qué tipos de componentes nos conviene invertir más dinero, 2) Segundo, qué compatibilidades se deben tener en cuenta.

La mayoría de los gamers saben que la placa de video, la memoria RAM y el procesador, son los tres componentes principales que determinarán el rendimiento de nuestra PC. Pero para poder elegir correctamente estas partes, hay que tener en cuenta otros, por ejemplo, la placa madre y la fuente de poder. Es por ello que en este tutorial comenzaremos con la motherboard, ya que es la parte de la computadora que nos determinará qué es lo que podemos conectar, ya sea el tipo de tarjeta gráfica, procesador o memoria RAM.

Eligiendo una Placa Madre para PC gamer

La motherboard, tarjeta madre o placa madre, es un componente vital en nuestra computadora, ya que determinará qué podemos conectar y qué no. Esto quiere decir que todo el resto de las partes deberán ser compatibles con el tipo de conexión que presente nuestra placa madre. Siendo así el corazón de la computadora, nuestra PC gamer deberá contar con:
-uno o dos PCI Express x16 3.0;
-cuatro ranuras DIMM;
-compatibilidad DDR3 con alta frecuencia o bien DDR4 cuando esté disponible;
-socket compatible con la familia i3, i5 e i7 de la última generación vigente;
-conexión SATA de 6 GBs.

Ahora bien, ¿qué son estos conectores?(saltear hasta placa de video si ya conoces estos componentes)

PCI Express x16 3.0

Es la ranura donde irá conectada nuestra placa de video. El x16 determina la longitud y el 3.0 la versión. Actualmente las tarjetas gráficas trabajan con una velocidad de transferencia de datos al nivel 3.0. Si tu placa madre posee una ranura PCI Express x16 2.0 o PCI Express x16 1.0, igualmente podrás conectarla, pero su rendimiento bajará. Por lo que si estás armando un PC gamer, deberías conseguir una motherboard con PCI Express x16 3.0. Por otro lado, si lo que quieres es colocar dos tarjetas gráficas para aumentar al máximo tu rendimiento en video, entonces necesitarás dos ranuras PCI x16. Esto último es lo que se conoce como “crossfire”.

Ranuras DIMM y memoria RAM DDR3

Las ranuras DIMM son aquellas donde va colocada tu memoria RAM. Te aconsejo tener cuatro, ya que por ejemplo, si colocas hoy en día dos memorias RAM de 4GB, te quedarás corto para algunos juegos, por lo que tendrás que colocar en ese caso dos memorias de 8GB. Pero la verdad es que hoy en día ningún juego consume 16GB, por lo que tu PC gamer podría quedar armada con menos memoria por el momento. En este caso lo mejor sería colocar dos de cuatro y una de dos, para más adelante colocar otra de dos, si es necesario, o bien tres de 4GB, para luego en algún momento que necesites, agregarle otra de 4GB. Por otro lado, es lógico que necesitemos una memoria RAM DDR3. Y con respecto a la frecuencia, cuanto mayor sea la frecuencia que acepte nuestra placa madre, mejor.

El socket para el CPU

El procesador va ubicado en un cuadrado o hueco denominado socket. Cada placa madre acepta un tipo de socket, es decir, un tipo de tamaño para CPU. Para nuestra PC gamer debemos mirar qué tipo de socket acepta y para ello, en el caso de que sea Intel nuestro procesador, tendremos que fijarnos que acepte la familia i3, i5 e i7 de la última generación disponible, sea quinta, sexta, etc. En estos momentos estamos en la quinta generación, pero luego eso irá aumentado.

Conexión SATA de 6 GBs

Esta conexión determinará la transferencia de datos permitida en nuestro disco rígido. Si bien el disco duro no juega un papel fundamental a la hora de jugar, tenemos que tener un disco decente para nuestra PC gamer, en mi opinión. Igualmente, mi consejo es que si andamos cortos de dinero, podemos comprar un disco duro de menor calidad y aportar ese dinero ahorrado a una mejor placa madre, procesador, placa de video o memoria RAM.

Si compramos una motherboard que cumpla con los anteriores ítems mencionados, entonces estaremos preparados para proceder a comprar el resto de los componentes y así armar una PC gamer de primer nivel. Puedes consultar luego si quieres el ranking de las mejores placas madre del mercado.
placa de video gamer

El componente clave: la placa de video

La tarjeta gráfica o placa de video, es la parte principal de nuestra máquina, ya que se apropiará del rendimiento gráfico de nuestra computadora a través de su GPU, liberando en gran parte nuestro CPU y memoria RAM disponible. El “poder” de nuestra PC gamer está en gran medida en el nivel de calidad de nuestra tarjeta de video, es por ello que la misma debería contar con los siguientes puntos:
– Una memoria gráfica del tipo GDDR5 (DDR5).
– Una cantidad de memoria gráfica a partir de los 2 GB (mínimo).
– Una frecuencia de la memoria gráfica superior a los 800 MHz.
– Una frecuencia del GPU (procesador gráfico) superior a 700 MHz.
– El ancho del bus debe ser a partir de 256 (bit).

Las marcas líderes del mercado son NVIDIA y ATI Radeon HD (AMD). Dentro de las mismas existen gamas bajas, medias y altas. Si quieres un rendimiento óptimo en tu PC gamer, deberás elegir una gama media, media-alta, o alta. De esta forma te asegurarás una placa de video de calidad por varios años. Puedes consultar luego el ranking de las mejores placas de video para gamers.

Eligiendo un procesador acorde a tu placa de video

Una vez que ya seleccionaste tu placa madre y tu tarjeta gráfica, necesitas un CPU compatible con tu motherboard pero que al mismo tiempo soporte al máximo tu tarjeta de video. De esta manera conseguirás que tu computadora trabaje al máximo rendimiento, evitando lo que se denomina un “cuello de botella” provocado por un CPU pobre ante una gráfica muy superior.

Para armar tu PC gamer no necesitas comprar el mejor procesador del mercado, ni siquiera entre los 50 mejores. Puedes optar por un i3 de gama alta o bien un i5 de alto rendimiento. Los mejores procesadores del mercado son para aquellos gamers extremos, de los que ves con multi-pantallas por Internet y con gráficos ultra en los juegos. Ahora bien, tu procesador ya sea Intel o AMD debe contar con los siguientes puntos:
– el CPU debe ser multinúcleo con 4 núcleos (cores) mínimo, por ejemplo un i3.
– la frecuencia del procesador debe ser igual o superior a los 3.0 GHz. En el caso de los i5 de alta gama o los i7, puede contar con 2.5 GHz como mínimo. Igualmente, siempre hay que tener en cuenta que cuanto mayor es la frecuencia, mayor será el rendimiento.
– la elección de Intel o AMD dependerá de la placa madre que hayas elegido. La verdad es que es cuestión de gustos, ya que ambas marcas son igual de buenas para una PC gamer. La única diferencia es que Intel supera ampliamente a AMD en los procesadores de gamas extremas o en aquellos CPU para servidores, lo cual a nosotros no nos interesa para nuestro propósito. En este link encontrarás el ranking de los mejores procesadores gamers.

El tercer pilar: La memoria RAM

Todos sabemos que la bendita memoria RAM siempre fue importante. Antes, cuando no existían las placas de video, la memoria RAM y el procesador eran todo. Actualmente la RAM sigue siendo igual de importante. Puedes tener el mejor CPU y la mejor tarjeta gráfica, pero créeme, si no tienes una buena cantidad de memoria, estás perdiendo el tiempo. Para armar una buena PC gamer necesitarás una memoria RAM DDR3 y con una frecuencia alta, mayor a 2000 MHz, o bien, una DDR4, cuando esté disponible. Ahora bien, ten en cuenta también los siguientes puntos:
– la cantidad de memoria RAM no debe ser inferior a los 8 GB. Compra dos de 4GB o una de 8GB, pero no menos que esto.
– intenta no combinar memorias de distinta capacidad, es decir, no compres una de 4GB y una de 2GB y una de 3GB. Compra dos iguales, misma cantidad, misma frecuencia, misma marca.
– compra una marca conocida. Por lo general tienen mejor rendimiento y son más duraderas.

Puedes consultar en este link el ranking de las mejores memorias ram gamers.

fuente_poder_conectores

El componente oculto: La Fuente de Poder

Muchos se olvidan y otros no le dan importancia, pero la verdad es que la fuente de poder es hoy en día un componente necesario para toda la computadora y directamente vital para armar una PC gamer, así que deberás elegir con cuidado. La fuente de poder debe rondar en principio los 800 Watt de potencia “real”, no genérica por favor. A su vez, debe traer consigo conectores individuales de x2 y x4 pines. Varias placas de video, en especial las ATI Radeon, requieren conectores de x6 o x8 pines. Tu fuente de poder debe poseer esa cantidad de conectores, ya sea 4 de x2, 2 de x4, etc. En una palabra, debe poseer la cantidad de pines necesarios para poder conectar la tarjeta gráfica que has elegido.

 

Si te gustó este artículo, dale clic al me gusta!

 

error:
¡Ayúdanos a mejorar con un me gusta!